Madre muerde un labio a su hija para hacer que pare de llorar – la niña muere 1 año después de encontrar hogar con amor

lo increible 27 Visitas


 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TE RECOMENDAMOS VER ANTES NUESTRO VIDEO MAS POPULAR

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cualquiera que haya criado a un niño o esté en proceso de criarlo, puede dar fe de lo difícil que es. Enfrentémoslo, lo último en la mente de un niño es hacer que la vida de su mamá o papá sea más fácil como padre.

Dicho eso, la lucha es parte de la diversión. Al final del día trabajamos y nos esforzamos, a pesar de lo frustrante que pueden ser nuestros hijos. ¿Por qué? Porque los amamos con una pasión desmesurada.

Por eso, la siguiente historia es muy impactante. Se trata de una mujer rusa y su horrible método para calmar a su niña de seis años. Decir que roza lo cruel es quedarse corto.

Según el periódico británico The Daily Mirror, Katya Spesivtseva vivía en el área de Sverdlovsk Oblast de Rusia en 2015.

La niña de seis años no tuvo una vida fácil, nació con parálisis cerebral y tenía como madre a una mujer con poca paciencia.

La madre, Ludmila, no soportaba oír llorar a su hija. Por supuesto, se puede esperar que un niño pequeño llore, especialmente uno que padece problemas de salud. En cambio, se enojaba por los gritos de Katya y decidió hacer algo al respecto.

Una noche, cuando Katya comenzó a llorar, Ludmila perdió el control. Gritó a la niña, ordenándole que se callara. Luego, cuando Katya solo aumentó el volumen, Ludmila atacó a su propia hija con sus dientes, mordiéndole el labio.

Según informes verdaderamente desagradables, Ludmila agarró el labio inferior de Katya entre sus dientes y se lo arrancó.

Katya quedó en agonía durante días antes de que su madre decidiera llamar a una ambulancia, y el médico descubrió que Ludmila también había intentado arrancarle la nariz a la niña de seis años.

Afortunadamente, las autoridades intervinieron pronto y Ludmila estuvo presa durante cuatro años. Se descubrió que Katya estaba cubierta de hematomas de otros abusos, y había contraído varias enfermedades como resultado de la negligencia por parte de su madre.

La niña fue adoptado por Anna Makarova-Bespalova después de pasar un año en varios hospitales en recuperación. Le dieron una segunda oportunidad en la vida; una que su nueva familia ansiaba darle.

Sin embargo, trágicamente, este año Katya falleció inesperadamente, a los nueve años. Su causa oficial de muerte fue insuficiencia cardíaca.

“No estábamos listos para que Katyusha decidiera dejarnos”, dijo Anna. “Y aunque ella no estuvo con nosotros por mucho tiempo, toda la familia tiene dificultades por su pérdida”.

No hay nada que pueda borrar el horror que Katya sufrió en manos de su madre biológica, pero al menos se le dio tiempo para que conociera el verdadero amor. Un gran agradecimiento a Anna Makarova-Bespalova por cuidar a Katya y hacerle conocer la paz.

Rezo todos los días para que el abuso infantil llegue a su fin y, sin embargo, parece ser un problema eternamente presente.

Un niño es un niño, sin importar sus problemas de salud, color, apariencia o actitud. Comparte este artículo para mostrar tu apoyo a todos los niños maltratados del mundo.

Compartir

Comentarios